365 días

Hace años que dejé de hacer mis Resoluciones Anuales.

Si, sabés de qué hablo…

Ir al Gimnasio.
Comenzar la Dieta.
Dejar de fumar.
Cambiar de trabajo.
Ser más ésto.
Dejar de hacer aquello….
esas promesas que se hacen  con convicción el 31 de Diciembre,
se mantienen con buena fé durante el 1 de Enero
y se rompen descaradamente el 2 o el 3
del mismo mes .
No,
no Resoluciones Anuales para mí.
Me aprietan, me quedan chicas de hombros.

Mi NoResoluciones es la única Resolución que mantengo desde hace años
 y es la única que me gusta y cumplo….
todo el año…
365 días.

En todo caso, solo un borrador mental.
Hecho en lápiz…
sobre el que pueda borrar,
editar,
equivocarme
y volver a escribir.
Algo con un poquito más de tela,
más holgadito y cómodo
que me permita moverme y transitar el año más libremente.

Un borrador mental donde trazar líneas que me insinúen
un camino a seguir pero con mucho lugar para
cambiar de idea y crecer.

Un borrador  mental de 365 días
llenos de potencial!
365 días donde la única resolución
llena de convicción,
firmeza
y descaradamente cumplida sea la de
poder mirar para atrás y pensar:
Bue…, éste no estuvo tan mal,
si le pongo onda, el próximo puede ser igual o mejor!
Después de todo, qué es la vida más que
una seguidilla de oportunidades
para equivocarnos, mejorar y lograr la felicidad en el intento?

Que el 2014 nos traiga a todos y cada uno
el regalo de las posibilidades,
la sabiduría para saber aprovecharlas
y el saber que podemos ser felices en el intento!
Salud!

“Pasamos el 1 de Enero caminando por nuestras vidas,
de cuarto en cuarto,
escribiendo la lista de los arreglos que se necesitan hacer
y de las grietas a emparchar.
Tal vez éste año,
como para balancear un poco la lista,
deberíamos caminar por los cuartos de nuestra vida,
no buscando fallas, sino potencial”
~Ellen Goodman~