Finde Frugal 21

A veces son los defectos que hacen que no me pueda resistir.

-Y si nadie lo compra por que tiene la madera rajada????
Mejor lo llevo yo,
vaya a saber donde termina si no….
Si, aunque parezca mentira a veces me planteo ése tipo de cosas.

Y por eso hasta los cajones imperfectos llegan a mi mesa de trabajo.
Por suerte existe el Foam Board,
(se vende en artísticas y es como una plancha de telgopor forrada en papel,
repito la explicación para las muchas nuevitas!)
Y por suerte es fácil de cortar con un cutter….

…y fácil de forrar en arpillera…
…e ideal para pinchar cositas que inspiran
o que necesitamos recordar…

Por éso lo pego al fondo de mi cajón con defectito
y defectito no more!!
Puro glamour!
Y pura practicidad…

Por que en la parte de arriba, 
donde lijé para mostrar las capas de pintura antigua,
le puse un tirador y de ahí cuelgo la lapicera….

…con la que se escriben las cosas que necesitamos recordar….

y que pinchamos en el foam board.
El cajoncito, creo yo,
es más que perfecto ahora…
es amoroso!!

Listo para colgar o para apoyar en el escritorio,
para tener todo a mano y no olvidarnos de nada…
ni siquiera de crear algo lindo!

Gracias a todos por sumarse cada viernes, es de verdad un placer leer
todas las propuestas que comparten.
A veces, tardo un par de días en pasar y dejar comentarios
por que son realmente muchos los participantes y me lleva mucho tiempo,
pero paso seguro!!!
Ustedes, pueden comenzar ya mismo…
visiten,
compartan,
comenten,
inspiren!
Nos leemos el Lunes…


“Una pila de rocas deja de ser una pila de rocas
cuando alguien la mira con la idea de una Catedral en mente”
Antoine de Saint-Exupery

document.write(”);