Inspirate

Quién no puede inspirarse caminando por Champs Elysees
o admirando el tamaño y belleza de la Torre Eiffel?
Quién puede sufrir de amnesia creativa
sentado en una colina de olivos en la Toscana?
El azul del Caribe, estoy segura.
propiciaría todo tipo de creaciones
y es tal vez la nieve y la luz tenue que inspira
a los nórdicos a tanta belleza…
Ojalá pudiera decir que mi inspiración de ésta semana
salió de algunos de los lugares mencionados 
pero no, la mía me encontró aquí en la locura de la ciudad…
en el Once, para ser más precisos!

Si, el lugar donde nos encontramos no será glamoroso,
pero un par de metros de ésta belleza
me flecharon el corazón
y me dispararon todo tipo de ideas.
Y si, no será una inspiración nacida en las calles de Londres,
pero es lo que hay…
A la inspiración no la dejo escapar…
sea donde sea que me encuentre!
Esta semana, dejate inspirar!