Antes y Después

Le faltaba asiento para ser banquito
y le sobraba potencial como para no comprarla…

…así que inspirándome en lo que sobraba,
me puse manos a la obra….
…mejor dicho, nos pusimos…

Mi hijo cortó la madera y la goma espuma…
…estampó y engrampó…

Yo pinté la base de blanco…
le atornillé el asiento nuevo….
…lo fotografié una vez terminado..

…e hice control de calidad…

No te dejes intimidar por lo que falta,
inspirate en lo que sobra!