Con cuál te quedás?

No se si mis vacaciones ideales serían arriba
 de una casa rodante…
me parece que la idea del hotel, 
a ésta altura de la vida,
me queda más holgada y cómoda…
pero sí me encantaría tener una de estas estacionada
en el patio del fondo
(patio que tampoco tengo,
pero como total estoy delirando….)
A veeeeeerrrrrr…
la decoramos estilo marinera??

Blanca pulcra con paredes cubiertas de olas
y acentos amarillos como Febo…
o la decoramos estilo Campestre-Chic???
Una mezcla de Cow Girl Vintage
con el estilo y la sofisticación de Tiffany
en las paredes,
la araña de techo
y los caireles!
A ponerse las botas y a recorrer la Ruta 66 chicas….
Una madre decidió decorar su casa rodante
como un pequeño refugio en el fondo de la propiedad
para su hija de 15 años…
Como hija,
nunca tuve ésa suerte…
Como madre,
no podría ser tan generosa…
Si tuviera este pequeño palacete encantado,
lo último que tendría ahí sería mi hija…
Si, ya sé, están pensando que soy una bruja…
pero yo prefiero el adjetivo sincera.

Pero quién está pensando en descansar en una de éstas
cuando una puede tener una casa rodante armada como taller de manualidades???
Todas esas valijas llenas de materiales para jugar…
y una mesa divina donde desplegarlos….
Si, sabía que en ésta se anotaban todas!!!
Uy! me parece que golpean la puerta….
Sabía que no iba a estar sola mucho tiempo…
pero cómo no era una bruja hace un ratito nomás???
Pasen!!
En mi taller rodante hay lugar para todas…
Créditos:
hoy soñé gracias a las hermosas fotos de
Country Living