Linda y funcional

Vivir en poco metros cuadrados
no significa tener que sacrificar estilo por funcionalidad…
Bajo ésa premisa por qué tener una escalera común y corriente

cuando podemos tunear y embellecer una
para que cuando no esté trabajando como escalera
pueda trabajar también como elemento decorativo?
Para éste trabajo recurrí a la pintura en aerosol
y por que como dice la Chichi Legrand,
 el público se renueva
(y crece! bienvenidos todos lo nuevos seguidores)
 es una buena idea refrescar un par de tips
que nos hacen la vida más simple cuando usamos
éste tipo de pintura:

1- Sacudir bien el tarro de pintura hasta que deje de hacer ruido la bolita de adentro
2- Mantener una distancia de aproximadamente 20 cms
del objeto a pintar
3- Trabajar en el exterior si es posible.
Si debemos trabajar en el interior: procurar que haya buena ventilación!
4- Cubrir y proteger TODO alrededor (paredes y pisos también).
Si es algo pequeño colocarlo dentro de una de cartón y luego pintar.
5- Aplicar varias capas muuuuuuy finitas en vez de
1 o 2 gruesas para evitar chorreadas o gotas

Una vez bien seca todas las partes rojas,
con esmalte al agua color Mareas Tropicales de Alba
pinté los escalones de madera.
Como lo pensaba lijar,
la mano de color aqua no necesitó cubrir perfectamente. el rojo.

Lija…la parte menos simpática del trabajo
pero necesaria para poder ver las capas de pintura anteriores.
En éste caso, y a pedido de la nueva dueña: 
estampas en negro Home y de números en los escalones.
y de repente tenemos escalera potenciada!
A ésta seguro que no la escondemos atrás de la puerta del lavadero…
no way!
no señor!

A ésta la dejamos que se luzca en el medio del living
y que coleccione piropos y admiración!

Y cuando necesitamos alcanzar algo allááááá arriba,
le recordamos que es escalera
y la ponemos a trabajar!
Todas las pinturas usadas en éste proyecto cortesía de: