Sin que me diera cuenta…

De Sa Pa Re Cie Ron…
Si, así nomás.

Se fueron en filita,
sin hacer ruido,
despacito como para que nadie lo notara.

Yo las había dejado bien ordenadas en una caja hermosa
cubierta con papel antiguo de rosas
y atada con un moño de seda.
Impecable!
Listas ellas y listas yo
para ese momento sublime del descanso total
pero cuando llegó,
cuando más las necesité,
ya no estaban.

Las horas que había guardado éste fin de semana para descansar un poco
 se me escaparon!
No tengo idea de donde pueden estar!
Yo creo que se mezclaron con las de las caminatas por la ciudad y
con las de la visita a Casa FOA,
me parece que se mimetizaron con las guardadas para ver amigos,
y las reservadas para hacer sushi para la familia
y mientras yo me ocupaba de todo eso y más se fueron sin avisar…
Esas horitas guardadas en la caja antigua con rosas,
atada con un moño perfecto…
esas que eran solo para poner las piernas en alto y descansar,
ésas se fueron,
se esfumaron,
desaparecieron,
y yo ni me di cuenta!
El finde me quedó un poco corto de tiro,
espero que el que viene venga en un talle más grande
por que yo definitivamente lo necesito.

Feliz semana!