Entre nosotras…

Mi proyecto de hoy comenzó siendo
un pedazo de mueble recogido hace bastante tiempo de la calle.
Era más precisamente, el lateral de un mueble
y una puerta, unidos los 2 por medio de bisagras
por lo cual, es una idea que se adapta bien en caso que tengan 
postigos para reciclar…
Clavos salidos, 
telas de araña
y pedazos de madera que necesitaban ser recortados
eran solo parte de su encanto…
Cómo negarse a recogerlo?
Por suerte,
ese día estaba sola…
mi marido o mis hijos se hubieran muerto
si me veían recogerlo!
Una vez que solucioné todo éso,
(lo de la mugre digo
…por que lo de mi familia ya no tiene arreglo…)
hice un molde de papel para usar de guía
y cortar 3  piezas de fibro fácil de 5 milímetros de espesor
que encajan perfectamente en el triángulo que se forma 
al cerrar las bisagras:
Uno de los triángulos recortados sería el estante del medio,
para que quedara firme,
pegué y clavé 2 maderas a la altura deseada para el estante…
Las otras 2 piezas serían la tapa o base
y el piso o fondo…
también fueron coladas y clavadas en sus respectivos  lugares…
Qué poco se necesita a veces para que algo empiece a tomar forma, no???
Después de una buena lijada como para crear mordiente
y ayudar a que la nueva pintura se adhiriera,
le apliqué 3 manos de Esmalte Satinado al agua de Alba
 color Canción de Lluvia
(llovía sobre Buenos Aires..
el nombre era más que apropiado!)
Una vez seco,
le hice un diseño muy sutil  de rombos en la tapa
con un stencil y Esmalte Blanco
y lijé los bordes para darle más carácter…
Transformación total.
No más rastros de lo feo y sucio,
mi familia jamás lo reconocería ahora!
Qué tal?
Y vos, lo hubieras recogido en su estado original?
Lo recogerías de la calle ahora?
Lo pondrías en un rinconcito
y le dirías a todo el mundo
la verdad sobre su origen?…
O simplemente te guardarías el secreto?
Convengamos que no todo el mundo entiende éso de andar
recogiendo maderas de la calle…

Por suerte,
entre nosotras, 
nos entendemos!

La pintura de éste proyecto es cortesía de: