Espíritu Navideño

Llegó el “Arbolito Day”.
Y otra vez perdí.
No les interesó nada mi arbolito reciclado.
Ni siquiera quisieron escuchar un 
EsteAñoNoArmoElArbol.
Tres cuartas partes de la familia declaró
que éste año los Cavaglieri tendrían el árbol armado.
El grande.
El verde.
El árbol de Navidad como Dios manda.
Así que no quedó otra que ir a la baulera
y reencontrarnos con el pino navideño
que esperaba ansiosamente  el 8 de Diciembre
 listo para salir a escena.
Pero primero tuve que ponerlos en Modo Navidad a todos.
OMeAyudanONoHagoArbol!!!!!!!
Ah!!!! la magia de la Navidad….
jingle bells,
jingle bells…

Y fué así que en un ratito nomás,
la casa de los Cavaglieri se vistió de fiesta…
unos gritos de mamá por acá…
unas lucecitas por allá…
con las canciones de Michael Bublé de fondo…
y recuerdos de navidades pasadas…

Todos ingredientes ellos
que forman parte de nuestra tradición navideña…

No es temporada Navideña  hasta que no sacamos el gorro rojo…

…ponemos el ángel en la punta del árbol…

…y mamá amenaza con un
OMeAyudanONoHagoArbol!!!!
“Es la Navidad en el corazón
que pone a la Navidad en el ambiente”
~W. T Ellis~