El primero de muchos

Mi intención era empezar con 20 piletas
y agregar 2 piletas cada día.
(Siempre me gustó nadar y el tener una pileta a total disposición
facilita mucho las cosas y 
reduce infinitamente las excusas para no hacerlo)

Como decía…
el primer día fueron 20,
el siguiente 22…
pero para el cuarto la energía venia en picada fulminante
cosa de esperarse sabiendo que la constancia
 no es mi cualidad sobresaliente.
Cuando estuve a punto de tocar el borde,
contar la pileta número 28
y darme por satisfecha,  escuché:
-Dale, Gorda, llegá a la 30!
…y yo llegué a la 30…
a la 32
y a la 34…
mientras mi fan, desde el borde,
 me alentaba cada vez más.

y comencé a pensar,
entre braceada y braceada,
en que a veces,
digamos que casi siempre,
la diferencia está 
en la hinchada…
sea una hinchada de muchos
o una hinchada de uno solo.

Me di cuenta también que en una de las bocanadas de aire
había recuperado las palabras
que había dejado descansar durante las vacaciones
y que era tiempo de escribir un post.
El primero del 2015.
Un post para plasmar el deseo que nunca nos falte la hinchada.
Que siempre tengamos un fan,
alguien que nos aliente,
nos apoye
y no nos deje tirar la toalla.
Y que podamos, por que no,
 ser el fan de alguien.
Por que el aliento, la motivación y el apoyo 
siempre ayudan a llegar a la pileta 54,
de eso no tengo dudas!

Nos leemos el Lunes…