Eso de crecer y volverse grande…

Pocas cosas me sorprenden más en mi día a día
que el crecimiento de mi ficus,
Digamos que me saca, indefectiblemente,
una sonrisa todas las mañanas cuando bajo las escaleras
y lo veo tan verde y erguido…

Atrás quedaron los días de rama moribunda
con destino incierto,
más cerca del cementerio de ficus
que de la tapa de
“Better Homes and Gardens”

Atenti con el Sr. Ficus ahora!
Parece que le gustó eso de crecer y volverse grande e importante…

…ahora,
hasta hay que esquivar sus hojas
para descubrir lo que hay detrás… 
Como que cada riego le impone
una dosis de autoestima inigualable,
de satisfacción hasta hace poco inimaginable.

El Sr. Ficus viene pisando fuerte
y no decepciona…
un buen ejemplo para un Lunes, no?
Estoy segura que nosotras no vamos a ser menos!

“Se requiere coraje para crecer
y convertirnos en aquello que realmente somos”
~E. E. Cummings~