Finde Frugal 64

No te pasó alguna vez que, pincel en mano,
pensaste:
-Correte que te pinto!
Si,
esos días cuando el pincel se conspira con la inspiración
y juntos  trabajan más rápido que tu mano…
Y te pintás todo????
Hasta que al final llegás casi casi casi
al final de la lata de pintura y decís:
-Si, a vos te hablo, latita casi vacía,  preparate que te pinto!!!
Por que siempre siempre hay un poquitito más,
justo lo suficiente como para pintar la lata casi vacía
sin siquiera preocuparnos por las chorreaduras ya existentes…

…por que una vez terminada,
quién se va a fijar en ellas???
…si hasta parece que le agregaran charm….
Te dije que era uno de ésos días,
no puedo parar y me pinto 2 latitas!!
(convengamos que latas de pintura vacías me sobran!)

Ni hablar de las tapitas de las latitas vacías…
a ésas también las pinto,
(tal vez con los nombres de cada planta?)
les hago un par de agujeritos,
les paso un alambre…
y les agrego una paquetería colgante
por que según los expertos,
son los detalles los que hacen la diferencia…

Pero mirá ésta vignette….
si hasta parece que supiera de jardinería!

Cuando te tomes un ratito para crear algo lindo
y se te termine la pintura,
ya sabés….
una lata vacía puede también estar llena de posibilidades!

“Cada vez que creas belleza a tu alrededor,
estás restaurando tu propio ser”
~Alice Walker~

Nos leemos el Lunes…

//static.inlinkz.com/cs2.js?v=116