Pequeños grandes logros

Le dije a Maru, refiriéndome al camalote que me regaló:
-Si me sale una flor, me agarra un ataque.
Bueno, gente, llamen al 911 por que ya estoy hiperventilando!
Y no, no es de plástico,
como insinuó Edu.
Es de verdad verdadera!!

Un regalo que me hicieron mi amiga Maru y la Madre Naturaleza
en una mañana soleada de Lunes.
Hay mejor manera de empezar la semana
 que con pequeños grandes logros?

Cuando estaba a punto de contestarme mi propia pregunta,
y mientras todavía la sonrisa me duraba
y sentía como que ni tocaba el piso de la emoción…

…el mini cactus que compré hace un par de semanas,
me llamó,
me guiñó un ojo
y me dijo:
-Acercate que tengo algo que mostrarte…

Y allí estaba!
Verde,
rozagante
…un pequeño logro creciendo en el costado!

Y enseguida me vino a la mente la foto 
que le saqué al mismo mini cactus
hace solo unos días atrás:

Parece que es cierto nomás:
 para ésos pequeños grandes logros que tanto anhelamos,
necesitamos tiempo!