Su pedido es una orden…

Caradurismo total.
Ese tendría que ser el título del post de hoy,
por que mirá que hay que tener coraje para ser
tan mala poco buena en la repostería y pasar receta!
Pero ustedes lo pidieron
así que yo cumplo…
La receta del “budincito rico” como es conocido acá en casa
fué tomada de un Finde Frugal y compartida por
Ivana de “All we need is creativity”.
Yo le hice algunas modificaciones
(otra muestra de caradurismo)
que estuvieron determinadas por lo que había o 
no en la heladera y la despensa al momento del antojo.
De ésos intentos reposteros,
éste budincito de la receta de hoy,
es el que más gusta
y es el veintiúnico que me sale siempre delicioso:
Ingredientes:
120 grs de manteca
120 grs de azúcar
2 huevos
chorrito de esencia de vainilla (ausente en el de la foto)
chorrito de leche
150 grs de harina leudante
2 bananas
Empecé tarde a hacer el budincito rico ayer,
después que Maru dijera:
-Te acordás que mañana vamos con Lía a tu casa a la mañana, no?
-Por supuesto que me acuerdo!
(más caradurismo de mi parte mentirle así a una amiga!)
Mientras escribo todo ésto,
la manteca se ablanda y la mezclo con el azúcar…

Le agrego los huevos
y la esencia de vainilla
(en caso que la tuviera)…

y dos bananas cortadas en rodajas.
La “experiencia” me demostró que cuanto más maduras
estén las bananas, más rico sale.
O sea, comprate las bananas ésas todas manchadas
que nadie quiere!
Este ese el momento para agregarle la harina
y el chorrito de leche para unir…
Menos mal que es re fácil de hacer
por que me estoy quedando sin luz natural en la cocina!

Lo vuelco en un molde de budín bien enmantecado…

y al horno!
No me pregunten cosas raras como temperatura y tiempo.
Digamos que horno mediano hasta que la casa
se impregne de olor a hogar
y hasta que cuando lo mires esté doradito y tentador!

Las fotos  del budín terminado son 
las del budincito del Domingo.
Si, es tan rico y tan fácil que hice uno el Domingo
y otro el Lunes para compartir con Lía y Maru.
Algunas variaciones en caso que no les gusten las bananas:
nueces,
chips de chocolate
o nueces y chips de chocolate.

Si sos como yo,
zoquete con la repostería,
hacé el budincito rico
por que es re fácil y siempre sale bien.
Tanto,
que hasta le hace creer a los demás 
que sabés lo que estás haciendo
y te terminan pidiendo la receta!

“Una dieta balanceada consta
 de un pedazo de budín en cada mano”
~Autor Anónimo~