El nuevo desafío

La escalera que lleva al vestidor
tiene un “buen lejos”.
Una vez despojada de la antigua alfombra
que me producía muchísima alergia,
la susodicha mostró un aparente lindo color 
en los frentes de los escalones
y un estado de conservación para nada malo.
El asunto es cuando nos acercamos…
los costados son de fibro fácil
y no tienen una buena terminación…

además de mucho pegamento…

La escalera que lleva al vestidor,
es mi próximo desafío.

Veremos qué resulta…

“La vida es una contínua batalla entre desilusiones
y desafíos…
pero uno siempre encuentra el corte de pelo
que finalmente le gusta”
~Autor anónimo~