De los sesenta con amor…

“Bien sesentosa”
“Digna de Austin Powers”
“Sesenta Modernosa”
Esos fueron solo algunos de los calificativos
que recibó la lámpara cuando llegó.

“Pantalla bien sucia si Dios quiere…
pero con un futuro brillante”
Ese fué mi comentario
acompañado de un deseo oculto de meterle mano
y ayudarla a “ver la luz”
y no solo a darla…
Vamos,
después de todo hemos transitado el fin de los sesenta,
los setenta
y tan mal no estamos…
el cambio y la mutación
siempre son posibles!

Empecé con la sierra…

…4 cortes a las barras de metal y fuera el círculo de la parte de arriba…

…lo que permitió que la pantalla quedara abierta
y ayudara a irradiar más luz una vez terminada…

La pintura blanca,
2 manos de esmalte,
me ayudaron a decirle chau a los sesenta…

y un muy actual y nórdico Chevron en gris
le dió la bienvenida al 2015.
Usé broches para calcular la posición de la tela… 

y usé Wepel para mantenerla en su lugar…

Las terminaciones las hice con la pistola de silicona
y las fotos con una sonrisa de oreja a oreja,
feliz con el cambio.

A la base, 
ni la toqué…
algunas cosas han sabido sobrevivir,
 y el metal negro, 
de líneas simples,
muy minimalista,
 es una de las que ha sobrellevado con valor
el paso del tiempo…
lástima que no se pueda decir lo mismo
de los pantalones rayados de pana 
con botamangas anchísimas cubriendo las plataformas…

Algunas cosas cambian y se adaptan,
otras…
siguen siendo groovy, baby!
“Somos jóvenes solo una vez,
después de eso,
necesitamos otra excusa”
~Autor Anónimo~