En una tarde veraniega…

En una tarde veraniega y calurosa,
sacaron las sillas, las mesitas vintage,
los vasos y el vino blanco al pasaje.
Se ubicaron en la calle,
sobre los adoquines, 
por que la vereda era demasiado angosta
para todo lo que tenían que compartir.
En una tarde veraniega y calurosa,
detuvieron los relojes,
le hicieron culto a la charla
y al tiempo compartido.
En una tarde veraniega y calurosa
le rindieron culto a la amistad.
Feliz Día del Amigo!