Yo puedo!

Tenés pared vacía con deseo de verse linda…
(el aire acondicionado no cuenta como
objeto decorativo!)
…y esposo, novio, amante, amigo ó
SeñorArreglaTutti con poco tiempo o interés de dar una mano?
No esperes más!
Hacete amiga de las herramientas
que hoy tenemos:
 curso intensivo para hacer agujeros en la pared.
Hacé una marquita para saber donde querés el agujero,
y robale al susodicho la poderosa…
o sea, el taladro eléctrico.

Sosteniendo muy firmemente el taladro contra la pared,
una vez que aprietes el botón del encendido,
el taladro va a hacer lo que mejor hace:
perforar paredes aunque sean gruesísimas y de ladrillos como las mías…

Después es solo cuestión de meter el tarugo
(estoy segura que habrá muchas traducciones para ésto
dependiendo del país)
que te asegurará que lo que atornilles ahora a la pared
quede muy firme…

Yo estoy colgando un perchero: 
lo coloco con tornillos haciéndolos coincidir
con los agujeros y los tarugos colocados previamente.

Ya está!
Lo más difícil está listo!
Ahora es solo cuestión de detalles.
Para que no se noten,
pinto los tornillos con el mismo color del perchero…

Y ahora lo que todas estuvimos esperando:
el momento de jugar a combinar cosas
hasta crear una pared armoniosa…

Animate y probá a hacerlo vos misma.
Te vas a sorprender y a alegrar
cuando veas que ya no le tenés que rogar más al
esposo, novio, amante, amigo ó
SeñorArreglaTutti 
que te cuelgue un clavo!

Hasta te podés entusiasmar y no querer parar…

Eso si, 
tratá de no ofenderlo,
recordá que para los trabajos más complicados
los seguimos necesitando….
Alguna otra con escalera con necesidad de cambio?

“Una idea no acompañada por acción,
nunca será más grande que la célula cerebral que ocupa”
~Arnold Glassow~