Huevada de Lunes

A veces me lleva tiempo hacer algunas cosas,
como por ejemplo, guardar algunos de los adornos de Navidad.


Quedaron desde Enero.
Primero las vacaciones,
después la Pascua,
después hizo frío.

Llegó la hora de mudarnos.
Le puse cinta adhesiva,
lo envolví muy bien con bubble wrap,
cartón y adentro de la caja viajó.
Después vacié la caja,
tiré el bubble wrap
y saqué la cinta…
pero no los adornos.
Hasta ayer, Domingo.

El sol entró por cada ventana, puerta y hendija,
después de una prolongada ausencia,
calentando no solo la casa sino ése rincón en el corazón
donde se esconden la esperanza y la gratitud
y muy temprano a la mañana,
me dije que no había mejor momento
para decirle adiós a la Navidad
y preparar un “nido” nuevo para los huevos que conseguí…

Los dos de la izquierda, son de ganso.
Uno de ellos con las marcas que le ponen los criadores.
El último de la derecha es uno de gallina común y 
lo puse en la foto para mostrar la diferencia de colores con los otros
El de al lado,
es de gallina patagónica y de un color aqua claro
que no luce en las fotos
pero que me robó el corazón…

No tan frágiles como los huevos comunes,
pero frágiles al fin,
se sintieron como en casa
cuando los ubiqué sobre el musgo…

Las colecciones y la atracción por ciertas cosas
no necesitan muchas explicaciones…
por suerte!
por que no tengo idea que me atrajo a ellos.

Cuando se los mostré a Edu,
me miró con cara de 
“EnSerioTeParecenLindosEstosHuevos?”

Pero yo no respondí.
Hace falta responder?
No, eso sería una huevada total!

Feliz semana
y crucemos los dedos para que sea soleada,
por que hay muchos muchos que lo necesitan!

“No pongas todos los huevos en una sola canasta”
~Dicho Popular~