Hay equipo

Como puede ser que yo diga:
-Ya te puse todos los cajones de la cómoda en orden
y él entienda:
-Cambiá todos los cajones de la cómoda de lugar y 
forzalos (por que no entran si no están en orden)
y destrozá todo el mueble.
Esto es mis queridas lectoras,
una pregunta retórica,
o sea:
 no espero realmente que alguna de ustedes tenga la respuesta…
éso sería como tener los números de la grande de Navidad,
o conocer el secreto al simple pero misterioso cerebro de un marido.

Pero si ustedes (y él)
piensan que ésto lo arreglo sola
déjenme decirles que nooooooo,
en ésta te involucro mi querido esposo…
(éste, si conocés a mi esposo,
sabés que es el peor castigo que le puedo poner
por haber casi destrozado la cajonera de su lado de la cama)
yo desarmo,
vos cortá acá….

yo armo y saco fotos…

vos atornillá…

yo pruebo los cajones..
y los numero por adentro y por fuera
(para que no haya más duda de su orden…me explico?)
Y por sobre todas las cosas te repito 2 o 3 veces que:
Todos los cajones de la cómoda están en orden,
no hace falta sacarlos y re acomodar!

Quedó tan linda
que la previa dueña, mi hija Camila,
se la quiso llevar a su casa cuando vino de visita el domingo.
-No way!
le dije…
-me la diste, perdiste!
Mañana te la muestro 
en su nuevo hogar: nuestra habitación…