Consciente y presente

Simplicidad.
Cotidianeidad.
Inspiración y arte.

El color perfecto desde cada ángulo
sin importar como le de la luz…

Naturaleza sin estridencias
que se nos presenta y nos tienta.

Que nos desafía a parar unos minutos
y a disfrutarla…
y así disfrutar y elevar las tareas diarias.

La belleza está en nuestra mirada.
Y se deja captar en ése instante en que somos conscientes
y estamos realmente presentes.

En ésta semana que comienza,
me propongo estar consciente y presente
en aquellas cosas que realmente valen la pena…
Te sumás?