Correte….

El calendario marcó el comienzo de la Primavera
y mi cerebro registró:
primavera-margaritas-sol-amarillo…
correte que te pinto!
Roperito convertido en alacena
recibió un makeover
y después de años y años de verde
se convirtió en, si, amarillo!

…pero la cuestión no terminó ahí.
(si yo te digo correte…vos hacete a un lado!)
El rosetón blanco quedó como un sol,
o como un huevo frito
o como una margarita,
lo que más te guste…

y hablando de margaritas,
por ahí veo algunas…

además de rosas amarillas…

y como no sé pintar tela,
la compré.
Si, por supuesto, amarilla!

…un poquito más fuerte que el amarillo del diseño de la mesa…

La mitad del family room recibió una lavada de cara,
ahora solo falta la otra mitad…
correte, te digo!!

“El amarillo es el hijo mayor de la luz”
~Charles Blanc~