Merci, Marie!

“Un cuadro naif otorga los personajes 
y la ambientación para el comienzo de una historia.
Es el espectador,
con sus experiencias, historia y sentimientos
quien continúa con el relato y le da sentido a la historia”
Eso me dijo Marie durante nuestra charla
esa mañana otoñal en Carcassonne, Francia.
Su casa,
es un lienzo de paredes, piso y techo blancos 
donde Marie plasma su buen gusto y amor por lo shabby chic
para contar su propia historia…
Lo demás es un sinfín de cosas lindas,
antiguas,
rescatadas,
algunas con historias de familia
y otras con historias desconocidas
pero no por eso menos interesantes…
Cosas que acompañan el relato de Marie
de forma maravillosa…
Y hablando de Marie,
aquí está ella
dándonos la bienvenida…
orgullosa y feliz de poder compartir su hogar con todas nosotras
Amo éste ambiente,
tan relajado
tan VeniSentateYContame…
…ni hablar del espejo de medidas más que generosas
apoyado “casualmente” sobre el piso y la pared…
y la araña…
ah!! la frutilla en el postre!
En éste ambiente cálido y relajado
los cuadros de Marie juegan y se conjugan
con tesoros traídos de viajes,
rescatados de las playas donde Marie se inspira
o encontrados en el Ejército de Salvación de la zona…
Fué a éste lugar tan especial,
donde mi mente voló en cuanto escuché
sobre los terribles atentados que se sucedieron la semana pasada…

…Por que el hogar de Marie
marcó en mi la idea de refugio.
.

Un lugar que nos recibió con los brazos abiertos
y nos hizo sentir especiales.
Que nos hizo sentir por una rato,
como uno de los personajes de sus cuadros

El hogar de Marie fué el escenario perfecto
para una charla una mañana de Otoño en La Provence,
y yo estuve allí…

Merci,
Marie!