Antes de pintar

La pintura puede
rejuvenecer
recuperar
y
refrescar
un mueble.
Pero a mi entender,
hay ciertos trucos para hacerlo bien y lograrlo. 
1- Cuando pintes algo,
tomate unos minutos para pensar en el producto final:
lo que tengo pensado, acompaña y eleva el estilo de mi pieza
o contrasta y distrae?
El sellado de letras no ayudaba al estilo inglés clásico
de la mesita que llegó a mi mesa de trabajo
y le sacaba interés a sus formas.
2- La pintura a utilizar, es suave al tacto y con el acabado  adecuado
para que mi trabajo dure?
La pintura blanca que se utilizó en éste caso fué aparentemente látex,
con un acabado mate que no solo es muy porosa y 
difícil de limpiar sino que además carece de atractivo visual.
3- Ciertas marcas de edad pueden ser bienvenidas y celebradas
pero acordate de pensar cuándo demasiadas de ellas es demasiado.
Masilla para madera puede ser usada 
para cubrir las que no son muy atractivas.
Una vez seca, lijar antes de pintar.
4- Cuánto y dónde voy a decapar?
El decapado, o técnica de desgaste, debería ser utilizado
de manera sutil,
debe ser una herramienta para resaltar los detalles
que nos enamoran de los muebles vintage o antiguos:
molduras,
líneas,
herrajes…

No debe ser nunca parejo y simétrico.
Recordá que el desgaste de los muebles ocurre de forma irregular
y en aquellas partes donde el muebles es rozado y abusado constantemente.
Y por sobre todas las cosas, no debe verse como arañazos…

Con el tiempo y la experiencia,
todos éstos trucos y consideraciones serán naturales
y te saldrán casi intuitivamente.
Ahora si,
listos para pintar.
2 manos de Fondo Blanco para tapar las letras negras
(noten como se destiñó el negro en la primera mano aplicada,
esto podría haber arruinado la pintura final)

Un último consejo:
sé fiel a tu estilo!
Como ustedes saben,
el blanco es definitivamente mi color favorito.
rejuvenece
recupera
y
refresca
un mueble como ningún otro!

Una pátina liviana
y un decapado suave y prolijo
 ayudan a que la mesita se luzca como nunca…

Hacete amiga de tu muebles,
dejalos que te hablen y escuchalos
antes de pintar,
no te vas a arrepentir!