Elevando lo cotidiano…

Los cajoncitos, todos ellos,
ya sabemos que nos hacen suspirar.
El de dulce de batata con chocolate encima tenía la etiqueta!
cómo no amarlo?
me robó el corazón instantáneamente…
Tan vintage,
tan rusticón,
tan de todos los días,
tan chiquito…
Una mini cotidianeidad…
aún así,
lo suficientemente grande para contener el espíritu navideño!
“El árbol de Navidad perfecto?
Todos los árboles de Navidad lo son!”
~Charles N. Barnard~