Y el lunes critico…

Ayer a la tarde nos dimos una vueltita
por el famoso Mercado de Pulgas
y salí inspirada a escribir éste post
que para parafrasear a la Chiqui Legrand 
bien podría llamarse:
“Asi…no!”
Lejos quedaron los días en que una visita al Mercado
nos regalaba el placer de lo antiguo
y de los tesoros perdidos.
Hoy en día, 
no todos,
pero la gran mayoría de los puestos,
(estoy tratando de ser generosa)
es una colección de cosas viejas en mal estado
(lo que no estaría mal si no fuera por los precios exorbitantes!)
reproducciones que los puesteros tratan de vender como antigüedades
y una seguidilla de muebles nuevos
hechos con “maderas recicladas”
que fueron atacados por el monstruo de la lijadora.
A ver chicos,
así…no!
Estos arañazos no califican como decapado…

La pintura acrílica no sirve para pintar todo un mueble
y menos colocada a los “ponchazos”…

-Perdón…cuál es el precio?????

Sirve si para estampar,
pero por favor,
háganlo con un poquito más de idea…

Menos pintura
y mantenerse dentro de las líneas
serían un buen primer paso…

El vendedor de éste mueble
me contó una historia sobre su antigüedad y origen 
que me hubiera conmovido hasta las lágrimas.
Historia
que desde el comienzo supe que era mentira.
Si el mueble es tan antiguo,
que me explique alguien cómo el cajón de la izquierda
es exactamente igual en color y desgaste

…que el cajón de la derecha…
Hablando de lágrimas,
casi se me escapan cuando ví que éste cristalero de cierta edad
había sido atacado por la lija esquizo.
Hace falta tanto?
Hay que saber cuando parar!
Esquinas,
patas,
tiradores…
eso son suficientes áreas para decapar.
Todo lo demás:
un poquito too much.
Para terminar éste post de forma positiva
y en forma didáctica,
aclaremos ciertos puntos:
Antiguo es un mueble u objeto con por lo menos 100 años de edad.
Vintage hace referencia a muebles y objetos de cierta calidad
 pero con menos de 100 años desde su fabricación.

Seamos honestos con los visitantes
y posibles clientes.
Los que concurrimos a éste tipo de mercado
somos en gran parte
amantes y respetuosos de aquello con historia
o,
en muchos casos, nuevitos en el tema
intrigados por el auge de las cosas del ayer usadas en la vida de hoy.
No tratemos de engañar con términos que suenan bien
pero que son inexactos,
y si no estamos seguros,
por favor,
obviemos las historias coloridas más dignas de novelas
que de mercados de pulgas.
Por último,
les dejo 2 fotos a modo de referencia.
El primer ejemplo:
pintura original
Noten que los cajones están gastados en forma despareja,
no simétrica
y la pintura muestra una pátina original
que modifica el color verde en ciertas zonas.

El segundo ejemplo es una cómoda de cierta edad
con molduras nuevas que fué pintada con 2 colores:
celeste y blanco.
Noten el trabajo de decapado:
sutil, leve,
aplicado solo para realzar detalles y marcas de edad.
Así si!
Reconozco que comencé la semana siendo muy criticona,
pero prometo que mejorará de aquí en adelante…
o por lo menos, trataré!
“Hay siempre una manera de ser honesto
sin ser brutal”
~Arthur Dobrin~