Pequeños grandes logros

Dicen que la jardinería requiere muchos litros de agua…
la mayoría de ellos en forma de sudor!
En mi caso, es verdad.
Nada me cuesta más 
que ayudar a crecer una planta…
o en el mejor de los casos,
no ayudarla a que se muera.
Y mirá que le pongo onda, che!
Les pongo agua a los camalotes.
y no les pongo demasiado a las suculentas…

Controlo a la menta…

…para que no le saque toda la luz a la albahaca…
y celebro cada toque de color…

…por más común que sea…

Los cactus están al sol,
tal cual me dijeron deben estar…

…y de vez en cuando los pongo en macetas lindas,
naturales
y originales
para que se sientan “especiales”
Soy una jardinera impaciente.
Soy de las  que plantan
y a las dos horas están midiendo la planta
para ver cuanto creció.
Por eso mis pequeños logros jardineros
(o para ser sinceras, muy pequeños logros)
me llenan de orgullo y felicidad
Incluso aquellos en los que no tuve nada que ver.
Aquellos que nacieron en la piedra,
sin cuidado,
tierra
ni agua alguna…