Lunes amoroso

Amor a primera vista
digamos que no fue.
Llegó con una facha ni siquiera digna de foto.
Cubierta con un Contact beige espantoso que Edu
se entretuvo sacando en cuanto encontró la típica puntita levantada
y una altura “ni chicha ni limonada”:
l;as ruedas que tenía la hacían demasiado alta para 
ponerla delante de un sofá
y demasiado petisa para usar como mesa de cocina o comedor.
Recién cuando entró al taller, ya sin su cubierta setentosa,
fué que la relación cariñosa comenzó a desarrollarse.
La lijé con cuidado

y le construí un falso cajón para tapar el agujero
no muy atractivo del frente…

La tapa, una vez desnuda,
prometía mucho asi que fué merecedora 
de una buena mano de Cetol
que nutrió la madera y enriqueció su color.
Las patas, perdieron las rueditas
y ganaron uno de mis colores favoritos:
un verde mint muy sentador que le agregó toda la frescura…
Quedó terminada un par de dias antes de Valentine’s
y tal vez fué eso que me inspirara una producción 
con aire romanticón.

Copas, un buen vino, velas…

Una producción amorosa,
para una mesa que al final me enamoró.

Feliz Lunes y feliz semana,
que tengamos muchos motivos para enamorarnos!