La verdad sea dicha.

Tardé unos días en declararlo
pero la verdad es que no aguanto más.
Es hora de declararlo abiertamente
como para que todos lo sepan:
El clima está perfecto.

 Y con ésto no quiero despertar envidias.

Nunca lo haría.
Esa no es mi intención.
No way!

Pero despertarte con esa brisa de temperatura perfectamente perfecta
que transforma las sábanas en un placer mundano
y no en un elemento de tortura….

pasar el resto del día con un solcito que te da ganas de hacer cosas,

y llegar a la noche solo para recuperar ese sentimiento
que creía perdido y que te lleva a decir
-Cerramos las puertas del balcón que tengo un poquito de frío??
son cosas que me
PonenLaPielDeGallina
…o será que tendré que cerrar también las ventanas?

Yo sé que había prometido no escribir más sobre el clima.
Pero éste no es un post sobre el clima.
Es una declaración de amor:
Marzo, como te quiero Marzo!

Este es simplemente un post que nos recuerda que siempre hay algo
por lo cual estar agradecidos.

“La gratitud silenciosa no es de mucho uso”
~G. B. Stern~