Otra vez sopa?

Te acordás cuando éramos chicos y te decían que había sopa para comer?
Bueno, esto es diferente.
La sopa en mi casa era casi como un castigo para nosotros los chicos.
Qué poco nos gustaba!
Y sin embargo,
ahora de grande hay algunas que nos encantan,
la que comparto hoy es una de ellas.
Vas a necesitar:
 zapallo 
1 cebolla 
3 ó 4 dientes de ajo 
Cortá o pedile al verdulero que te corte el zapallo al medio
y hornealo boca abajo en una asadera hasta que esté bien dorado y blandito.
Cortá y picá la cebolla y rehogala en un poquito de aceite de oliva

Colocá todos los ingredientes mencionados en una licuadora…
y agregale un trozo de jengibre rallado,
sal y nuez moscada rallada a gusto,
y leche y crema necesaria hasta lograr la cremosidad deseada…

Buscá un plato y un cucharón lindo,
ésta sopa es tan fácil y tan rica
que se los merece…
Para un toque bien otoñal y diferente,
servila directamente en la cáscara del zapallo horneado…
Podés tener el zapallo ya cocido en la heladera
y al llegar a casa después del trabajo
tener una sopa deliciosa y nutritiva
en menos de 10 minutos…

Viste…
te dije que no era como la de antes!

Hmmmmmmm!
Ahora si…
podés llamar a comer,
y nadie te va a decir como decíamos nosotros
“Otra vez sopa???”

Feliz Lunes!
“La sopa es mucho más que una comida,
 es confort líquido”
~Autor Anónimo~