Un lunes como no otro lunes

No es oficialmente la hora del te,
faltan como 40 minutos para las 5 o’clock
pero yo decidí a partir de este momento
 y por lo menos por las próximas dos horas, sentirme como una princesa,
Tuve la suerte de poder tomarme el día libre,
bueh, libre lo que se dice libre no es.
A la mañana me ocupé de las camas y de la ropa apilada en el lavadero,
hice las compras y preparé el almuerzo…

Armada ahora con pequeños placeres mundanos
que incluyen  té de The Vintage Teapot, regalo de mi alumna Cristi
y
una compu para poder bloguear a gusto,
me declaro merecedora de las dos próximas horas de relax total…

Dos horitas solo para mi.
Un Lunes!
Wow! si eso no me hace sentir como una Princesa,
nada lo hará!

Que esta semana nos regale a todas la posibilidad\de sentirnos como Princesas
aunque sea de vez en cuando,
en el momento menos pensado.
“Placer y disciplina necesitan ser buenos amigos”
~Terri Guillemets~