Casi casi nada

“La necesidad es la madre de todas las creaciones”
Y ustedes saben lo creativa que hay que ser frente al temido
-QueHayParaComer?
a las 2 de la tarde de un miercoles cualquiera
cuando abrís la heladera y te encontrás con casi casi nada.
Por suerte, había una calabacita y cocida al horno fue un buen comienzo…
dos dientes de ajo,
media cebolla y un poquito de aceite…
Hubiera necesitado 3 huevos batidos
pero te dije que la heladera estaba vacía así que me tuve que conformar con 2…
En un bowl mezcle la calabaza,
los huevos batidos,
el ajo y la cebolla rehogados
y cocine la mezcla en una sartén de teflón,
como si fuera una tortilla. 
(Acá fue que me di cuenta que se necesitaban 3 huevos 
para que no se rompiera al darlo vuelta)
Una ensaladita de rúcula,
unas semillas por encima
y el famoso
-AComer!
A veces, los resultados de las cosas no planeadas, te sorprenden.
Todo empezó con una heladera casi vacía
y la foto de las calabazas que siempre saco por que me encanta su color
pero sobre la marcha pensé que esto podría llegar a salir rico
y hasta digno de ser compartido en el blog.
Lunch saludable y rico con casi nada.
A veces las cosas no planeadas te sorprenden,
esta semana dejate sorprender!