La mania del reciclado

Yo tengo una manía que a mi marido lo saca de las casillas:
(en realidad, 
si le preguntan a el seguramente dice que tengo unas cuantas
pero hoy nos centraremos en aquella que puedo admitir blogueramente hablando…)
No puedo dejar etiqueta de botella pegada y tranquila.
Las  pellizco, las despego, las vuelvo a pegar y a despegar 
100 veces a lo largo de una comida.
A veces consigo despegarlas del todo,
a veces se rompen y termino con un montón de papeles sobre el mantel
(no quieran imaginarse la cara de Edu en esas ocasiones)
Bueno che, nadie es perfecto!
peeeeero
cuando llegaron las cervezas de Bevy Bar, una compañía online
donde venden las mejores cervezas del mundo,
supe enseguida
que por lo menos una vez me iba a controlar
e iba a cambiar una manía por otra…
Con mucho cuidado y ayudándome con el agua bien caliente de la canilla
las fui despegando de las botellas hasta desprenderlas totalmente.
Después fue solo cuestión de cortar cuadrados de Fibrofácil,
pintar y pegar las etiquetas con la técnica de decoupage
Viste?
tantos años de una manía que  vuelve loco a mi marido
perfeccionados y puestos a buen uso!

Igual te cuento que los años de práctica no son necesarios
porque es muy sencillo hacer estos posavasos
y no me digas que los gráficos de estas etiquetas no son perfectas para ello…
Amo las compañías que cuidan tanto el packaging de los productos,
porque nos permiten crear y reciclarlos en algo más.
Hoy le tocó a las etiquetas…
pero las botellitas tampoco se salvan ,
ya las mostraré en otro post!

Cheers!
Brindemos por la manía de reciclar!

“Las manías se hacen sin pensar,
por eso todos tenemos muchas”
~Frank A. Clark~