Transmitiendo desde Palermo

Anoche me fui a dormir temprano,
cansada,
pero con la satisfacción que te da la “misión cumplida”
Hoy me levanté renovada
y con muchas pilas como para comenzar
el último tramo del año…lo pueden creer??? 
El último tramo del año, Dios! 

Mientras edito las fotos y preparo el post para mostrarles
como ambientamos el cumple 15 en el que estuve trabajando,
los llevo de paseo por mi barrio.
Por sus calles arboladas y las muchas calles de adoquines
que abandonaron la soledad y la tranquilidad de otras épocas
para recibir con brazos y restaurantes abiertos
a todos aquellos que quieren ver y ser vistos…

Un barrio pujante, ruidoso,
que me llena de inspiración en una recorrida  de solo pocas cuadras.
Lleno de casonas hermosas, antiguas,
 con detalles arquitectónicos
que humillan los inexistentes de las construcciones nuevas.

Edificios que se renovaron
y que ahora me ayudan a mi a renovarme 
cada vea que los veo y admiro.

…un hermoso lugar desde donde poder trabajar,
bloguear
y  planear la ultima parte del año!

Feliz semana…