Finde Frugal 150

Puse la cabeza en la almohada
 más temprano y más cansada que de costumbre.
Sabia que Cami ya había llegado,
sabia que Edu estaba abajo terminando de ver la película
y cuando escuché las pisadas de Mathias en la escalera
supe que todos estábamos donde teníamos que estar:
en casa
Fue ahí que me vino a la cabeza esa frase que muchos usan:
“mi lugar en el mundo”
y con los parpados pesados de sueño
traté de descifrar cual era el mio.
hmmmm…difícil de decir. 
Como el caracol,
muchas veces anduve con la casita a cuestas….
Y no es porque no eche raíces, no

…pero mis raíces parecen acostumbrarse a diferentes tierras
en diferentes momentos de mi vida…. 

Parecen tener adaptabilidad.

No tuve necesidad ni fuerzas para pensar mucho más.
En ese instante, 
con la paz que da saber que están todos bien,
cerré los ojos y me dormí.

No se si fueron los pensamientos de la noche anterior
pero a la mañana siguiente
me desperté sabiendo exactamente que hacer
con los caracoles que me había traído Maria de la costa…

De repente,
se habían convertido  en un buen lugar donde hechar raíces.

Habrán encontrado los brotes de las suculentas su “lugar en el mundo”?

Nos leemos el Lunes….

https://static.inlinkz.com/cs2.js