Historia de Lunes

En todo ambiente es  fundamental que haya
una pieza que funcione como punto focal,
 una pieza que aporte peso, visualmente hablando.
Si habláramos de una obra de teatro,
esa pieza seria el protagonista de la historia,
los otros muebles y objetos en el mismo ambiente
serian los actores de reparto.
El mueble que diseñó  Jumena Serradel para su clienta
es precisamente eso: el protagonista de este living-comedor
que continua en proceso de creación.
Cuando Jimena me encargó el trabajo de pintura de dicho mueble,
la consigna era hacerlo lo mas parecido posible a  la mesa y sillas
ya existentes…
Para eso, y comenzando con una madera super clara, tipo Haya.
primero tuve que encontrar el tono exacto…
un par de visitas a la pintureria fueron imprescindibles.
Una vez logrado y aplicadas dos manos del color elegido,
vino la pátina para imitar esas partes más oscuras en las molduras. 
El negro y el siena que usé para patinar este mueble,
fueron aplicados con pincel muy seco
y trabajados con trapos húmedos primero y con lija  después.
La parte de abajo de este gran mueble
es una pieza de familia que la clienta heredó de su madre, 
la alzada, que descansa sobre una base de mármol,
 fue idea de Jimena y la solución  elegida para albergar la tele.
En la foto siguiente se ve parte de una de las sillas
que sirvieron de modelo…

Es un mueble de gran tamaño,
que sin embargo no achica un ambiente 
que muchos considerarían chico o mediano.
Uno o dos muebles  de gran escala,
cuando están bien ubicados, dan sensación de amplitud
exactamente el opuesto de lo que la mayoría cree!

Imponente y con mucha personalidad,
este protagonista, no acapara toda la atención.
por el contrario
le deja suficiente lugar a los otros personajes de esta historia
para lucirse…
una mesa auxiliar diseñada y construida 
especialmente para este espacio
también fue patinada

Sillones blancos…

mesas centrales con bases de madera y 
tapas de mármol…

Mesitas redondas en el otro lado del living
que esperan con paciencia un par de silloncitos franceses a cada lado
y otro sillón de dos cuerpos en la pared opuesta.

Esto es solo el comienzo de esta historia que te cuento hoy…

una historia con texturas y materiales que invitan al disfrute.

 

Una historia que no termina acá,
a la que se le sumarán personajes y detalles
para que esta familia la pueda disfrutar a full.
Gracias Jimena Serradel de Le Ruelle 
por confiar en mi y convocarme nuevamente
Es siempre un placer aceptar tus desafíos!

Feliz Lunes!
que sea una semana llena de historias lindas
que merezcan ser contadas.
Le Ruelle
Echeverria 2845, Belgrano, CABA