30 de Diciembre

“El Año Viejo muere y nos enfrentamos al Año Nuevo
como si fuera una entidad nueva,
 como  si fuera un recién nacido.

Un calendario nuevo con 12 hojas,
una para cada mes….


Algo en todos nosotros clama por lo especifico,
por la exactitud matemática, 
algo en nosotros demanda semejante demarcación.

Pero en realidad, más allá de la arbitrariedad,
cada año es como un circulo:
podemos comenzar en cualquier punto
y siguiendo el circulo
 siempre volver a ese punto inicial.

Nuestro año, nuestro ciclo,
esta regido por el circulo de las estaciones:
el tiempo de plantar, el de crecer, el de cosechar y el tiempo del descanso
porque somos parte de la tierra, del sol, de las aguas que fluyen
y de las estrellas que las rigen…

Y el final del año no es ni un final
ni un comienzo
sino una continuidad del conocimiento
que la experiencia nos puede regalar…”

~Hal Borland, 1952~
Escribo y borro.
escribo y borro
y escribo un poco más solo para borrar nuevamente
porque después de semejante reflexión que puedo escribir o aportar yo?
Solo mis deseos que el recorrido en este,
un circulo más de muchos de los que recorreremos,
sea recorrido en compañia de los que amamos y nos aman.
Bendecido por la Paz que nos merecemos,
la Felicidad que sepamos construir
y  momentos dignos de disfrutar
y conservar para siempre.
Yo comienzo hoy mi tiempo de descanso 
en este circulo personal que me toca vivir.
Cuando comience nuevamente mi tiempo de sembrar
lo seguiré haciendo acá,
porque no puedo imaginarme no compartirlo con todos ustedes.
Gracias por toda la inspiración del 2016!
Chin Chin por un gran 2017!