La casa de mi hermana

Yo busco siempre empezar la semana con algún post inspirador.
Por eso hoy,
les muestro la casa de mi hermana:
un hogar donde Clara, guiada por pura intuición y buen gusto
pone en uso algunas de las cosas que más me gustan:
Muebles con historia 
y una paleta neutra con algún toque de color aquí y allá.
No esperen que les muestre cada ambiente
o la ubicación de los muebles,
porque hoy mi atención está centrada en los detalles.
La deco en ésta casa derriba ciertas creencias muy populares
(y a mi entender totalmente equivocadas):
1- Blanco es frío
2- Blanco es aburrido
3- Blanco es sucio y difícil de mantener
Sabías que en el mercado existen más de 100 tonos diferentes de blanco?
Si, más de 100…
Desde el blanco puro como la nieve que es el que la gente 
por lo general usa en las paredes y que termina odiando
hasta blancos con tonalidades marfil, rosas , grises, etc
…y Clara usa muchos de ellos…
Incluso en los sillones:
fundas de Panamá resistentes y lavables son infaltables
en casas con chicos o mascotas.
El poder lavarlas en casa hace que estén siempre impecables!
Es ésa sinfonía de blancos combinados entre si
lo que aporta  calidez…
y es el contraste entre las diferentes texturas
lo que lo hace interesante…
Maderas con cierta edad y pátina original,
metales,
vidrio,
cerámicas,
textiles…
óxido,
y caireles que nos regalan una pizca de elegancia..
todos ellos se conjugan para entretener nuestros sentidos.
Si pasamos al comedor diario y al family room,
la secuencia de los blancos continúa…
combinándose ésta vez,
de manera mucho más contrastante y gráfica
con su opuesto: negro
Espejos grandes en varias paredes
(es difícil fotografiar sin aparecer en alguno,
pero el detalle de ésta lámpara vale la pena)
…y como en muchas de las casas de ésta zona
tan cercanas a la playa,
en la casa de Clara también están presentes
los aquas y los turquezas,
para los cuales los blancos son el fondo perfecto…
Clara tiene además su lado DIY
y ésta es su última creación:
Una ventana muy vintage y muy encontrada por ahí 
estampada con palabras sobre su hogar y su familia…
(ustedes sabrán disculpar el pijama de la fotógrafa!)
No les dije que era inspirador?
No les dije que derribaba mitos?
La casa de mi hermana deja reflejado en cada ambiente
lo que siempre sostengo:
el blanco no es ni aburrido,
ni frío
ni difícil de mantener
y si hoy no te convencí, creo que nada lo hará!
“Dios pinta con muchos colores,
pero pinta mucho mejor cuando pinta con blanco”