Finde Frugal 184

Pensar que por mucho tiempo no teníamos teléfono en casa.

Caminábamos hasta “el público” rogando en el camino que funcionara y que el kioskero tuviera los cospeles que hacían posible aquello que no podíamos hacer desde la comodidad de nuestro hogar: llamar por teléfono a alguien.

DSCN5996

Pero un día, se hizo la luz!…o mejor dicho, se hizo el teléfono y el “negro” invadió nuestras vidas. Aprendimos a esperar al lado del teléfono el llamado prometido y empezaron los “QuéTeVasAPoner” con las amigas antes de la salida en grupo.

El “negro” no permitía ningún tipo de privacidad: venía con un cable de metro y medio que te mantenía sujeta a la pared y  cerca de la atención del resto de la familia….

todo ésto por supuesto, cuando funcionaba….

DSCN5997

Pero también a él le llegó el cambiazo.

Un día fuimos sorprendidos por el “Inalámbrico”.

Con él vino la posibilidad de salir corriendo ante el primer ring y encerrarnos en el  cuarto a charlar por horas hasta que escuchábamos los gritos de mamá que por años trató de entender como teníamos tanto para hablar si con ella no pasabámos del si y el no…

La pared a la que estábamos atados quedó atrás y nuestro cuarto se convirtió en la cabina telefónica perfecta con la que siempre habíamos soñado!

DSCN6001

DSCN6003

Y un día, sin que nos diéramos mucha cuenta, el teléfono se convirtió en una extensión de nuestra mano.

Aquel cable que nos unia a la pared primero y que se convirtió en invisible después, se multiplicó y ocupó nuestra cartera, la oficina, el auto…

La privacidad que tanto nos había costado conseguir se hizo humo en segundos y ahora lo contamos (o escuchamos) todo en la calle, el colectivo, la escuela y hasta nos tienen que poner carteles en ciertos lugares para recordarnos que nuestras historias telefónicas no son tan interesantes para el resto del mundo.

DSCN6009

El celu nos sacó la intriga…la magia…y nos aumentó la neurosis,

Ya no tenemos que levantar el tubo para saber quien llama…el celu nos espoileó la película.

Ahora solo vivimos pendiente del tilde azul.

DSCN6008

DSCN6009

Tuvimos que aprender toda una nueva etiquette telefónica: cuantos segundos son “normales” entre la aparición del tilde y la respuesta correspondiente? Hasta qué hora me pueden llamar los clientes? A qué hora puedo comenzar a ignorar los llamados del jefe? Queda mal que salga del grupo de whatsapp? Si salgo…se enteran?????

DSCN6013

Y ni hablemos de la cámara con la que viene armado…si, el celu nos regaló las selfies asi, en esos segundos de soledad cuando no tenemos con quien hablar o escribirnos, nos entretenemos solitos capturando y filtrando nuestra realidad en un intento de iniciar una catarata de comentarios que leemos mientras miramos el último capítulo de Velvet y el tutorial de macramé de YouTube…todo desde ambientes de la casa que mejor ni pensar…

DSCN6017

Les ponemos nombres y números para identificarlos porque el 5 no es igual que el 6 pero eso habla más de nosotros que de ellos… Les regalamos carcazas de colores y hasta orejas de Mickey, entregamos la vida pero no el celular y nunca nunca los dejamos solos en casa, si hasta de vacaciones los llevamos!

A veces, es el último a quien tocamos a la noche y el primero en ver nuestra cara de Lunes…Y aún así los muy ingratos se atreven a volverse  obsoletos cuando recién llevamos pagas 5 cuotas y nos quedan 19 más por pagar…

DSCN6037

El teléfono creció y cambió con nosotros.

Nos cambió y coloreó la vida desde que llegó y no podemos imaginar nuestros días sin él…porque no nos engañemos, si algún día se nos da lo de la isla paradisíaca en el medio de la nada…más vale que venga con una buena conexión a Internet!

DSCN6019

Gracias a los amigos de Rust Oleum por colorear mis días y mi viejo teléfono de rosa!

Nos leemos el Lunes…

MARCELA CAVAGLIERI LOGO-01