La hora de la siesta

El jueves pasado el día estaba tan perfectamente soleado que no pude perderme la oportunidad de salir a recorrer las calles de San Pedro por primera vez…

era casi casi la una de la tarde y como en buena ciudad pequeña, la hora de la inminente siesta  anunciaba la llegada del descanso y el silencio…

DSCN6900

DSCN6902

…era ya la hora de cortar la charla y volver a casa…

DSCN6903

…había tiempo para solo unos saltos más a la soga antes del almuerzo…

DSCN6967

Las calles de San Pedro quedaron desiertas y posaron para mi sin verguenza, deplegando todo su encanto e historia …

DSCN6906

DSCN6909

 

DSCN6945

Traté de espiar las historias de los San Pedrinos a través de los visillos tejidos a mano…

DSCN6944

DSCN6905

y me imaginé las esperas y los encuentros de los que los muchos bancos blancos desparramados por sus veredas habrían sido testigos…

DSCN6911

DSCN6921

DSCN6912

Unas pocas cuadras me llevaron hasta la Costanera…

DSCN6923

…donde el único que no había sucumbido al letargo de la tarde era Fray Cayetano Rodríguez que desde su posición vigilante, tenía la mejor vista de los barrancos..

DSCN6926

 

DSCN6920

DSCN6916

y del río…

DSCN6924

DSCN6927

Las únicas  que no se enteraron que era la hora de la siesta eran las dos señoras que seguían conversando animadamente sin percibir ni siquiera mi presencia…

DSCN6936

Yo no se qué vi primero, si a las amigas charlatanas o a la casa justo detrás de ellas, pero fué lo segundo claramente lo que me hizo acercar y ahi me di cuenta que las charlas a la hora de la siesta son mucho más lindas a la sombra de edificaciones mágicas donde el saltar el portón y abrir los ventanales de vitraux se vuelve casi una obsesión…

DSCN6934

DSCN6935DSCN6933

También me encontré con casas para las que la siesta habían comenzado hacía mucho tiempo y a las que les está costando un poquito despertarse nuevamente…

DSCN6940

 

Solo la Primavera estaba despierta durante la siesta en esas cuadras que recorrí en San Pedro…

DSCN6943

…y sin embargo no me sentí sola.

En el silencio profundo, interrumpido solo por el canto de los pájaros, se hizo presente una necesidad imperiosa de tirarme un ratito y dejar salir esos pensamientos que a veces quedan aplacados por el ruido de la ciudad…

DSCN6917

Sali solo a caminar, pero en realidad me di cuenta que saliendo, en realidad había entrado”

~John Muir~

MARCELA CAVAGLIERI LOGO-01