Un toque más de amarillo

Desde que hice los cambios en mi cocina y aparecieron esos destellos amarillos sol que me alegran los días nublados, supe que era inevitable pintar una cosa más…y no lo quise postergar más.

DSCN1508

 

DSC_0230

El estante del rincón, estaba muy muy feo y a pesar que está escondido casi en un rincón  entre la heladera y el extractor de la cocina, me estaba causando ataques nerviosos de retina…

DSCN2032

 

Siempre me preguntan si se pueden pintar las alacenas de la cocina con pintura tiza. Y yo siempre contesto lo mismo: poder se puede, pero no creo que sea lo más conveniente.

Los muebles de cocina, reciben mucho uso y se impregnan de grasitud constantemente  con lo cual la pintura a utilizarse debe ser una que no necesite mantenimiento y pueda resistir muchos lavados. Yo prefiero, por éstas razones, usar un esmalte acrílico o un esmalte al agua. Cualquiera de éstas dos opciones aceptan limpieza profunda con esponja y cualquier limpiador de cocina sin posibilidad de mancharse o levantarse.

Después de una buena limpieza y una lija para sacar cualquier brillo que la pintura existente  o madera original pueda tener (es especialmente importante lijar si es la primera vez que las alacenas van a ser pintadas!), pinto con pincel todas las esquinas y bordes…

 

DSCN2033

el resto, y como es una superficie recta plana y lisa, la puedo pintar con rodillo.

Esto por supuesto, acelera el trabajo y evita marcas de pincel:

DSCN2036

Después de la primera mano, es hora de respirar hondo porque tenemos que sobrepasar la tan temida “etapa horrible”. Todos los proyectos de pintura pasan por ésta etapa. No te desanimes. Todo mejora en la segunda mano.

No te lo tomes personal.

Es la pintura, no sos vos 🙂

DSCN2037

 

Dejalo secar muy bien antes de repetir el proceso y caer rendida de amor ante el poder de la pintura…

Para protegerla,  dos manos del 2X1 Transparente de Rust Oleum en aerosol y listo!

DSCN2039

Alacenas abiertas o cerradas?

El gran Boca-River de la decoración.

DSCN2045

 

Yo no soy Juana Orden, con lo cual no puedo tener más que un par de estantes descubiertos y a la vista.  Esta es la única en mi cocina que no tiene puertas y es donde tengo lo que se usa a cada rato. Son pocas cosas y me gusta tenerlas bien a mano.

DSCN2048

 

DSCN2051

 

Todo lo demás: ollas, fuentes, bowls etc etc está guardado en alacenas con puertas, porque una cosa es la foto instagramera y otra, la vida verdadera.

DSCN2059

 

DSCN2052

 

Mi vajilla de diario es blanca, muy simple y fácil de reemplazar o completar cuando se cacha o rompe. Es la de todos los días, es inevitable que suceda!

Mis cucharitas son antiguas, “una de cada pueblo” o juego, compradas aquí y allá.

DSCN2054

 

Las tazas son relativamente nuevas y son las únicas piezas que tienen algo de color. La costumbre de sacar al café de paseo por toda la casa hace que no duren mucho. Por eso, si bien son lindas, las encontré a excelente precio en un bazaar de barrio…

Te diría que mi alacena de la cocina se parece mucho a mi hogar: algo reciclado, algo nuevo, algo vintage y todo simple como para ser vivido de verdad.

Mi cocina y yo nos volveremos a encontrar en un par de meses y quiero que esté lista para recibirme cuando llegue ese momento. Me toca viajar para encargarme de trámites familiares por lo cual, puede que los posts no sean tan seguidos como lo son habitualmente pero no voy a dejar de escribir porque si todo sale bien, tendré mucho para mostrarles. Crucemos los deditos!!

DSCN2058

 

Mientras tanto, los hombres de la casa estarán a cargo de todo…te quedan dedos para cruzar??? los necesitaremos!

DSC_0246

MARCELA CAVAGLIERI LOGO-01