Makeover Express de verdad

Hace un tiempo compartí un post sobre  lo que en inglés se denomina  “Home Staging”: una práctica probada y considerada  esencial al momento de poner una propiedad a la venta. La idea es hacer que nuestra propiedad luzca atractiva a posibles compradores sobre todo cuando la competencia es feroz, no es algo nuevo y si bien ese momento les conté los tips para aplicarlo en casas todavía ocupadas, hoy les quiero contar mi travesía personal en éso de conseguir el tan deseado cartel de “Vendida” en el frente de mi propia casa.

Nuestra propiedad estuvo alquilada por siete años a dos distintas familias y si bien durante ese tiempo se hicieron arreglos necesarios y naturales en toda casa,  mostraba señales de uso diario y necesitaba una lavada de cara y estilo para verse más actual. Estuvo a la venta por seis meses y a pesar de que muchos compradores la visitaron,  nadie quiso o pudo ver más allá de lo obvio. A muchos kilómetros de distancia, Edu y yo sabíamos que era necesario viajar  y hacer realidad nuestro propio “Makeover Express”. Asi fué que llegué a California el miércoles a las 10 de la mañana y para las seis de la tarde ya tenía los materiales comprados para comenzar a trabajar el dia siguiente. La casa debía estar lista para el Domingo, día en que los posibles compradores con sus agentes inmobiliarios recorren las propiedades que se ofrecen a la venta. Muy poco tiempo. Mucho por hacer.

El presupuesto disponible era limitado, había que estirarlo para hacerlo efectivo y en una casa grande como ésta tuve que elegir muy bien donde gastar el dinero pra que los cambios fueran notorios y lo más impactantes posibles.

Para comenzar traté de ser objetiva y dejar de lado mis preferencias para concentrarme en aquellos detalles y colores que pudieran satisfacer a la mayor cantidad de compradores. Este fué mi plan:

Living Comedor:

  • Cubrir el Cemento Alisado del piso (muy actual hace unos años, pero ya no muy deseado por estos lados)
  • Pintar las paredes y zócalos de madera
  • Cambiar las lámparas
  • Agregar cortinas para darle más calidez
  • Pintar los ladrillos del hogar para que no se vea tan rústico

 

ISu8ai5d4bjhqa0000000000

 

DSCN2063

 

IS2bdo8nq751ya0000000000

 

ISahf0rtufdyxa0000000000

 

En la entrada:

  • Desarmar los estantes
  • Cubrir los ladrillos para que sean iguales a los de la chimenea del living
  • Pintar puertas, paredes y zócalos
  • Pintar la parte blanca de los escalones

 

DSCN2068

 

IS660y0m3krcgb0000000000

En la cocina:

  • Repintar las alacenas: la pintura blanca estaba amarillenta y la negra estaba cachadita en partes
  • Sacar los detalles de hierro en el estante del centro porque ahora “menos es más”
  • Pintar el “hueco de la heladera” porque al sacarla se veía desprolijo
  • Pintar todas las paredes
  • Colocar piso nuevo
  • Pintar la puerta de la alacena

 

IS23fceuqkw9db0000000000

 

DSCN2066

 

DSCN2067

En los baños:

  • Cambio de lámparas
  • Pintura en paredes y muebles
  • Espejo nuevo en uno de ellos

 

DSCN2081

Y asi fué que lo logramos:

El jueves muy temprano ataqué la pintura de las paredes del living comedor. El hacerlo antes de que cambiaran el piso, me permitió ganar tiempo: no hizo falta proteger nada, las manchas en el piso iban a ser tapadas por Richard, el colocador del piso:

 

DSCN2077

 

El viernes a las 5 de la mañana llegó Jaime, el pintor. A él le tocó pintar las paredes extra altas que yo no podría pintar nunca y cubrir y tratar un par de rajaduras que ocurren inevitablemente  con el tiempo:

DSCN2079

 

El cambio de las lámparas fué obra de Darío, mi cuñado, y su asistente, mi hermana Clara:

DSCN2080

 

El Domingo, muy temprano a la mañana, llegó el momento de la limpieza. Mi hermana Ana había limpiado ya la cocina  y ahora quedaba limpiar vidrios y pisos para que toda la casa brillara. Después de tres días y medio, éste fué el resultado:

 

DSCN7934

El piso es un laminado que combina muy bien con el ya existente en el resto de la casa. Látex satinado en las paredes en un color nude muy neutro y Esmalte al Agua brillante  blanco en los ladrillos. Las lámparas son de hierro negro, con las bombitas de filamento estilo vintage a la vista. Las cortinas son gris oscuro, con un detalle muy sutil en los bordes.

DSCN7932

 

 

Más Esmalte al agua brillante en la pared del pasillo y en las paredes de madera del baño de abajo. Espejo y cesto para completarlo

DSCN7939

 

DSCN7940

 

La cocina se ve fresca y limpia ahora. La pintura blanca renovó las alacenas que se veían tan cansadas antes. El piso se ve lindísimo,  es el mismo que el del living comedor, lo que aporta idea de continuidad y amplitud. El hueco donde vivirá la heladera está ahora prolijo y terminado y las puertas realmente se lucen! Mucha limpieza en las mesadas y las canillas, los compradores deben sentir como que no hay que hacer mucho para mudarse….

DSCN7936

 

DSCN2091

 

DSCN7937

 

DSCN7930

 

Lo mismo en las mesadas de los baños, bachas, en duchas y bañaderas. La pintura usada en las paredes es especial para baños y resistente a la humedad. En los muebles usé Esmalte al Agua Brillante y elegí más hierro para las lámparas que colgamos acá:

DSCN7979

 

 

DSCN7968

 

DSCN7943

 

El resto de la casa (y yo) fuimos víctimas del efecto dominó: a medida que avancé con la pintura, aún esas paredes que pensé que no iba a pintar porque estaban lo suficientemente bien, recibieron una pasadita rápida. Para que eso fuera posible recurrí a las latas de pintura que había usado y guardado siete años atrás en el garage. Gracias a que cada lata estaba muy bien cerrada y con una etiqueta que detallaba claramente en que paredes había sido usada, los retoques fueron rápidos y simples….y saben qué? los retoques ni se notan, La pintura muy bien mezclada, cubrió perfectamente y no dejó marcas o diferencias de color.

 

“Nunca trabajé tanto en mi vida” ….ésto lo dije muchas veces, pero creo sinceramente que ésta vez es verdad. Fueron tres días y medio muy intensos, donde no tuve tiempo ni de pensar en como me dolía todo el cuerpo. Tres días de makeover tal como se ve en la tele, pero éste de verdad verdadera. Solo pensé en darle lo mejor a mi casa para que otra familia pueda verla linda y pueda imaginarse una vida allí. Es una casa que nos regaló infinitas memorias y es hora de que ahora, alguien más pueda disfrutarla. El Open House del Domingo fué un suceso y los que pasaron a verla reaccionaron muy bien y hasta se mostraron interesados en comprarla. Estamos con los dedos cruzados, esperando al comprador ideal que quiera mudarse y hacerla suya!

 

Si hubiéramos sido creados para vivir en un solo lugar, tendríamos raíces en vez de pies”

 

Por supuesto, las mantendré al tanto, mientras tanto sigo tratando de reponerme (los años no llegan solos!), pero ya poder mover los dedos y escribir éste post fué un gran adelanto! Gracias por todos los mensajes que me mandaron por las diferentes redes, yo también las extrañaba!

Fueron tres dias muy intensos, y yo, más que nunca estuve allí….

DSCN2071

 

MARCELA CAVAGLIERI LOGO-01