El Viewfinder

No puedo comenzar éste año sin ponerlas al tanto de algo de lo mucho que estuve haciendo todo éste tiempo…que creanme fué mucho de verdad!

Esta nueva aventura que voy a relatar, comenzó en los primeros días de noviembre, cuando llegué a Estados Unidos con el fin de arreglar y vender nuestra casa.  (Pueden ver el post del makeover en ESTE POST) Fueron días de locura y mucho mucho cansancio pero valió la pena porque a los pocos días de presentar la casa terminada, recibimos tres ofertas, de las cuales progresamos con una. Allí empezaron los nervios: en USA el trámite de compra-venta de una casa es muy stressante. Son alrededor de 30 días donde muchas cosas pueden salir mal:

1- La casa pasa por una inspección profesional que abarca desde cosas simples como el funcionamiento de las canillas o la distancia entre las plantas del jardín y la casa hasta cosas mucho más importantes y difíciles como por ej: los cimientos de la casa, las alarmas contra incendio y monóxido de carbono, el estado del techo, de los electrodomésticos, etc etc etc.  El comprador es presentado con el resultado de ésta inspección y frente a dudas o problemas tiene la posibilidad de: cancelar la compra, comprarla igual y hacerse cargo de los gastos ó negociar un descuento en el precio de la casa para hacer los arreglos necesarios.

2- La propiedad pasa además por un estudio de termitas. Las casas son en su gran mayoría en California revestidas de madera con lo cual es imprescindible hacerlo. Nuevamente, el comprador tiene a su alcance ese reporte como arma para cancelar la compra o seguir pidiendo descuentos. El vendedor también puede ofrecer hacerse cargo de los arreglos…que no son nunca baratos.

3- Como si todo ésto no fuera poco, el comprador debe además probarle a alguna institución bancaria que está en condiciones de comprar esa casa: o sea, debe calificar para un préstamo hipotecario. El banco analiza todos los ingresos del comprador y sus gastos para determinar si la persona puede afrontar los gastos que implica una propiedad.

Digamos que hasta que la tinta en los papeles finales no estuvo seca, yo practicamente no dormí.  Cuando finalmente estabamos un 80% seguros que la venta iba a ser posible, dejé California (y los cuidados de mis hermanas y cuñado ) para viajar a la costa Este del país donde decidimos comprar una casa mucho más chica y cercana a Buenos Aires. Edu llegaría a Miami, recién el 25 de Diciembre y con suerte tendríamos nuestro propio lugar recién cerca de Fin de año con lo cual necesitábamos un lugar donde quedarnos por unos días. Acá empieza la segunda parte de mi aventura! La ciudad que elegimos para comprar la casa se llama Naples, a unas dos horas de Miami, sobre el Golfo de México. Una ciudad que recibe desde Diciembre a Abril mucho turismo que viene huyendo del frío intenso en algunas partes de USA, especialmente New York, con lo cual, cuando quise reservar lugar  todo pero todo estaba ocupado  (por lo menos aquellas opciones que se ajustaban a nuestro presupuesto, Dios sabe que de lo otro siempre hay)…salvo….

The Viewfinder!

DSCN8617

Cuando encontré ésta opción en Airbandb , tardé tres minutos en pensar las alternativas y apretar el botón de “Hacer Reservación”.  Debo aclarar que los espacios abiertos, con muchas criaturas sueltas como osos, panteras, cocodrilos y víboras no figuran en mi lista de prioridades, es más están en la lista de NiLocaTePisoAhi pero a veces la desesperación puede más…

DSCN8620DSCN8616

El anuncio mostraba una casa rodante nueva, limpia, bien puesta y yo pensé: Esto será una aventura…algo nuevo para vivir…algo que nunca hemos hecho…un nidito de amor para edu y para mi por unos días…qué lindo!  ….  Pero por las dudas no le cuento a marido hasta que no llegue el momento…

La vida comienza justo afuera de nuestra zona de comfort”

Con ésa frase en mente fué que el Viewfinder se convirtió en nuestro hogar por una semana. Tengo que decir que el anuncio no mintió: el camper está nuevito, impecable, montado y cuidado con mucho amor.

DSCN8562DSCN8565DSCN8567DSCN8574

Tiene todas las comodidades que se necesitan y más porque Richard y Annete, los dueños del camper y la inmensa propiedad,  hacen lo imposible para que cada huésped tenga una experiencia inolvidable. Compartimos con ellos un par de desayunos y hasta una fogata nocturna. Charlamos mucho, nos reímos más.

Yo no le perdí la aprehensión a éso de andar en contacto con los bichitos del mundo, pero para el cuarto o quinto día hasta podía caminar más despacio los cinco metros que separaban  el auto y la casa rodante!

DSCN8626DSCN8622

Hoy es 1 de enero del 2019 y estoy sentada, café en mano, escribiendo éste post en el Viewfinder….desde mi mesa puedo ver la frondosa vegetación a solo unos metros de distancia y adentro, todavía más cerca, veo a Edu dormir.

DSCN8568

Más allá, donde la vista no alcanza pero sí el corazón, vislumbro una nueva etapa para mí y mi familia. Hemos cerrado un capítulo en nuestras vidas y nos disponemos a vivir el siguiente y lo hacemos con la convicción de que la vida es eso, una aventura y que para vivirla a pleno debemos enfrentar nuestros propios miedos y prejuicios.

Los Cavaglieris estamos listos para ello…y vos?

marcela-cavaglieri-logo-01