El mito del minimalismo

El comienzo de un nuevo año trae consigo las famosas “resoluciones” de fin de año, los tremendos “balances”…..e implica para muchos sentimientos encontrados de frustración y esperanza. Este año, parece ser que, el orden y el despojo,  encabezan la lista de las cosas a lograr por la gente. Cuentas en las redes sociales, libros, seminarios y ahora la nueva serie de Netflix: “Tyding up with Marie Kondo” han hecho que el CajónGuardaTutti de la cocina (ese donde van a parar las pilas a veces gastadas, las 6 lapiceras que no funcionan, los cables enredados y los caracoles de las últimas vacaciones entre 10000000 de cosas más)  se haya convertido casi casi en una verguenza social.

Quiero aclarar que el orden y la limpieza me parecen importantísimos. Sin ellos, me resulta muy dificil disfrutar un espacio, relajarme y crear. El orden externo, sin duda favorece el orden interno, nos mantiene más centrados y nos hace ganar tiempo que podemos invertir en cosas que nos otorgan placer.  El problema, que en realidad no es un problema  sino una opinión, es que muchos de éstos gurús del orden tienden a utilizar el despojo y el minimalismo como solución, regla clave y fundamental para lograr la tan esperada libertad emocional y ahí es donde no estoy muy segura del tema.

 

Estamos supuestos a querer vivir con menos cosas, pero nuestros objetos representan nuestras memorias, nuestros deseos y nuestros sueños.

 

Por suerte, llegó a mis manos,  un artículo escrito por Professor Russell Belk que me hizo reflexionar sobre éste punto e inspiró éste post. Belk es un académico experto en el significado de las posesiones que escribió justamente sobre el “mito del minimalismo” y  sostiene que

los objetos que son emocionalmente significativos para nosotros, aún si no son prácticos, nos dan felicidad”

 

Con ésto en mente, propone prioritarizar, encontrar soluciones de guardado y maneras de disponer ésos objetos de gratificación en nuestros hogares antes que desprendernos de ellas y minimizar. Belk sugiere tratar de vivir temporalmente sin aquellas cosas que no estamos seguros queremos mantener, darnos tiempo para decidir si queremos seguir adelante y finalmente, si así lo consideramos importante, deshacernos de la guitarra que ya no tocamos.  El profesor sostiene que ésto es mucho más sano que llenar  bolsas de plástico con nuestras pertenencias y dejarlas abandonadas para que alguien más (o nadie) las recoja. Vivir rodeados de demasiadas cosas pueden producir stress…. pero el minimalismo y el despojo también!

Si éste año se te da por la organización y el orden, bienvenido sea! Si te gustan los ambientes con solo lo indispensable, disfrutalos a pleno…pero si la colección de 200 tacitas te sigue dando placer (aunque tomes siempre de la misma) no te sientas una acumuladora. Ponelas a la vista, reacomodalas cada tanto y disfrutalas sin culpa!

Acá te paso algunos tips para lograrlo:

Agrupar objetos en números impares resulta más relajante que hacerlo en números pares:  aunque no lo intentemos, el cerebro recibe la información de las 9 latitas por ejemplo, como un solo objeto.

544514ffc950f_-_tnc-collected-book-page-216-by-anna-williams-lg

 

Si los objetos que te gustan juntar, son pequeños, colocarlos en contenedores de vidrio por ej, te ayuda a tenerlos ordenados, contenidos en un cierto lugar y a la vista. Es además mucho más fácil limpiar frascos por ej, que pequeños caracolitos sobre la mesa auxiliar….

brass-collection-display-ideas-decorators-notebook

90-shell-collection-display

Si lo que necesitás son estantes, animate a colocarlos de manera original, haciendo que ellos también sean decorativos e interesantes:

b2df17eed9d3d23933fb94e7e55fd647

 

 

Desempolvá la vajilla de la abuela. Pintá de algún color llamativo el fondo del cristalero y dejala que se luzca. Tenerla a la vista te va a dar ganas de usarla!

600c4

 

teapot-collection

 

Por último, recordá que tu hogar debe contar tu historia, no la de otro y que tus objetos más preciados, aunque para otros no sean más que una acumulación de cosas, hacen justamente eso

En mi más modesta y no-profesional opinión, lo que produce stress no es la cantidad de cosas  que tenemos sino la falta de tiempo que nos hacemos para disfrutarlas.

Y eso, el disfrutarlas, debería ser nuestra prioridad éste año y siempre!

 

marcela-cavaglieri-logo-01

Créditos: fotos de hoy de Town and Country

Anuncios