De punta en blanco

Es casi imposible estar en contacto con piezas de mantelería antigua y no pensar en las horas invertidas en embellecer cada una de ellas. Es también casi imposible que el delicado bordado, las iniciales o las puntillas no te remitan inmediatamente al pasado. Creo que no existe la persona que alguna vez no se maravilló ante la blancura y la delicadeza de un mantel antiguo.

En el día a día, raramente son usados. Requieren mucho más cuidado y demandan más trabajo por supuesto que las servilletas de papel o los individuales actuales que hechos de materiales mucho más resistentes, hacen que la limpieza a la hora de levantar la mesa, sea mucho más rápida.  Pero llega esa celebración especial y quién no va directamente al cajón de los manteles lindos? Esos que heredamos de mamá o la abuela…ése que encontramos en la tienda de antiguedades…ése que hace que todo lo que pongamos sobre él, sea digno de admiración…?

 

Vintage linens care

 

 

 

DSCN9117

 

Pero cómo se lavan éstas pequeñas piezas de historia?

Hoy es día de tips, asi que acá van algunos para que te animes a usarlas y disfrutarlas sin miedo a que se arruinen:

 

DSCN9141

 

Si tu mantel o servilletas de algodón o lino tienen cierta edad y no han sido lavadas por mucho tiempo, es importante sumergirlas en un balde con agua fria por 24 horas antes de iniciar cualquier proceso de limpieza. Esto permite que las fibras se hidraten y recuperen cierta flexibilidad.

  • Manteles y sábanas pueden presentar manchas amarillentas si han estado guardados por mucho tiempo. Para blanquearlos, se pueden rociar con una mezcla de jugo de limón y agua y dejarlos secar sobre el pasto al sol. Este proceso puede repetirse cuantas veces como sea necesario.
  • Piezas blancas más pequeñas como toallas de mano, servilletas o pañuelos, pueden hervirse en una mezcla de 4 partes de agua y 1 de lavandina (lejía, bleach, dependiendo el país) No usar éste método si la tela tiene color!
  • Otro truquito para manchas rebeldes? con un cepillo de dientes aplicar blanqueador de dentaduras y cepillar con cuidado y amor…si, leiste bien….blanqueador de dentaduras!
  • Otra buena opción es rallar jabón blanco en pan (el de las abuelas) y agregarlo a un balde de agua donde remojar las prendas.
  • No tengas miedo de dejar tus piezas sumergidas en agua por mucho tiempo. Cambiando el agua cada dos o tres días, las prendas antiguas pueden estar mojadas hasta un mes.

DSCN9129

 

Una vez blanqueados, la gran mayoría de los manteles, servilletas o toallas de lino o algodón pueden lavarse en lavarropas en el ciclo Delicado.  Los que tienen flecos como los de las fotos, se colocan dentro de una funda de almohada para evitar que se enrieden en otras piezas.

DSCN9128

 

Si las piezas que te enamoran y querés cuidar son de crochet o tienen puntillas, no las laves en el lavarropas! Lavalas a mano usando un jabón suave (jabón blanco en pan es el mejor!) y no las cuelgues. Ponelas a secar apoyadas sobre una superficie limpia. En éstas piezas, si son blancas, podés usar además cualquiera de los tips de blanqueado que expliqué antes.

DSCN9118

DSCN9130

Una vez secas y planchadas…si, lamentablemente debemos plancharlas!, hay que tener ciertas precauciones para guardarlas y evitar que nuestro trabajo de recuperación no sea en vano:

El mantenerlas dobladas por muchísimo tiempo, sin usarlas, hace que los pliegues se marquen volviéndose amarillentos. Para evitarlo hay  tips:

  • El primero es guardarlos enrollados en vez de doblados.
  • El segundo es envolver cada rollito en papel de seda blanco evitando el contacto con madera, cuyos aceites pueden volver a mancharlos.
  • Y el tercero, y el que más me gusta: usarlos frecuentemente.

 

DSCN9137

 

DSCN9132

 

DSCN9134

Si tenés la suerte de haber heredado o haber podido comprar piezas antiguas de mantelería o cama pero no están en buenas condiciones: manchas que ya no salen, agujeros, etc. pensá en transformarlos en objetos decorativos para tu casa: aquellas partes sanas pueden usarse para hacer almohadones, cortinas o cubrir pantallas de lámparas por ej. Los bordados o las puntillas pueden transformarse en cuadros o apliques en otros proyectos.

Celebrarlos y disfrutarlos en partes es mucho mejor que tenerlos guardados fuera de la vista y la admiración de todos!

 

DSCN9140

Poner una mesa linda o vestir la cama con piezas de cierta edad son gustitos que podemos darnos y que no requieren mucha inversión. Piezas como las de las fotos, se pueden conseguir todavía a buen precio en ferias y tiendas de segunda mano, estate atenta y no te dejes desilusionar por alguna que otra manchita o agujerito!

No todas ellas van a estar perfectas, pero quién lo está?

Disfrutarlas a ellas y a sus imperfecciones es definitivamente Elevar lo Cotidiano!

DSCN9138

 

 

marcela-cavaglieri-logo-01

Anuncios